Christy + Victor :: Islas flotantes de los Urus, Puno

Perú, nuestro país, nunca nos deja de sorprender, hay tantos lugares con hermosos paisajes y gente maravillosa. Cualquier fotógrafo se volvería loco.

Este post es de Christy y Victor, las fotos no hubieran sido las mismas sin Ustedes como protagonistas... y de Puno, un lugar maravilloso que no pueden dejar de visitar.

El primer día, llegamos pasada la hora de almuerzo directo a descansar, ya que si bien el viaje no es larguísimo, es bastante agotador por los mas de 3.800 msnm con los que nos recibe Puno, eso y el espejo gigante del Lago Titicaca al que no nos pudimos resistir y bajamos del auto para tomar unas cuantas fotos. Ya casi en la noche, pudimos levantarnos aunque Tere no pudo ir a la primera sesión por que se sintió un poco mal por la altura, yo me encontré con los novios en el Hotel Casa Andina, donde empezamos la sesión, un lugar muy romántico con vista al lago y un pequeño puerto en el cual pudimos tomar unas fotos bajo las estrellas y algunas otras con el reflejo de las luces de Puno. Debido a la la falta de luz total, las fotos las hice en muy baja exposición y con una luz de ProFoto, estoy muy contento con el resultado, verdad que el cielo es espectacular?

Al día siguiente visitamos las Islas Flotantes de los Urus, que están dentro del Lago Titicaca. Conocimos gente asombrosa que vivía dentro de la laguna (sí, viven allí todo el año) quienes nos brindaron todas las facilidades para tomar fotos sobre sus embarcaciones de Totora, la pasamos increíble, trabajamos bastante la luz natural y jugamos mucho con las texturas del lugar, y a pesar de que el día nos recibió nublado, dejamos ver mucho el cielo gris que también tiene su encanto.

También visitamos una isla dentro de la laguna llamada Taquile, creo que fue donde nos enamoramos completamente de Puno, hasta Tere y yo nos empezamos a tomar fotos jajaja había que aprovechar. Subimos desde los 3.950 msnm al punto más alto de la islas que es a 4.050 msnm AGOTADOS!! Pero el cansancio de la subida es totalmente justificado cuando vez el paisaje. Por ratos estaba muy nublado y jugamos con la luz del flash, sincronizando a alta velocidad y trabajando super rápido para poder manejar la poca y a veces mucha entrada de luz que teníamos por el movimiento de las nubes. Igual aprovechamos todo el tiempo que tuvimos, fuimos los mas tardones del grupo por parar en que cada lugar que nos parecía bueno para hacer una foto. Felizmente tuvimos un buen guía y un buen grupo :)

Al día siguiente muy temprano, el día en que nos íbamos, visitamos Sillustani, está en el camino de regreso a Juliaca y es un lugar arqueológico que en su tiempo fue un cementerio, el más hermoso que he visto, y es que esta rodeado de lo que parece el infinito.

Fue así nuestra primera experiencia haciendo fotos en Puno, te vas con nostalgia de no haber pasado mas tiempo entre sus paisajes. Sólo nos queda dar un último vistazo al Lago Titicaca mientras el auto sube sus empinadas calles, cerrar los ojos, grabar el momento e irnos con la certeza de que pronto regresaremos.